jueves, 16 de octubre de 2014

Estego y abeja de desechos y chatarra


Invitado por Museos del Banco Central de Costa Rica, participé el viernes 22 de agosto, en el Taller encuentro con el Arte, guiado durante dos horas por Carola --.
Abeja reyna (MLA).
 

El objetivo del taller, puede leerse en la misma invitación:
“¿Cuáles figuras pueden crearse al unir objetos encontrados, materiales reutilizables o chatarra?
Les invitamos a experimentar este proceso en un taller de escultura, donde partiendo del estudio de la obra del artista costarricense José Sancho, los participantes construirán sus propios ensamblajes.[sic]”.

Las esculturas del señor Sancho son de gran tamaño, como las que se pueden ver a la entrada del Museo. Usó piezas de maquinaria pesada la mayoría intactas, o sólo con pocos cortes para dar forma zoomorfa a algunas de sus creaciones, como las que están a la entrada del Museo (abajo).


Cardumen (José Sancho).
Chac-Mool (José Sancho).
A la cita sólo llegamos diez personas.
Desde luego tuvimos una charla motivadora previa, para estimular la creación artística y un video sobre generalidades de la obra de José Sancho.

El Museo nos proporcionó una buena colección de desechos metálicos y otros de material plástico. Los participantes también aportamos alguno que otro aparatito, o pieza que estaba en el “tarro de los chunchitos” en nuestras casas.
Margarita de cinco pétalos (MLA).

Acto seguido nos consumimos en ese “mini mercado de las pulgas” que se había desplegado sobre dos mesas, y manos a la obra, a escoger unas dos docenas de piezas, con una idea en mente para producir mi primera escultura de desechos metálicos.

Nosotros en dos horas, no soldamos, sino que “pegamos” las piezas que queríamos unir con---. Nos dio buen resultado, ese pegamento sostiene bien y seca rápido, tanto que a las 4 p.m., llevamos nuestras obras para la casa.

Siempre me han atraído los dinosaurios y durante el proceso de búsqueda visualicé un pequeño estegosaurio, quizás un híbrido futurista y aquí le muestro mi trabajo.
MLA, mi compañera de mesa en el taller construyó la graciosa y creo que que bien proporcionada abeja (Apis mellifera) que se muestra en la primera imagen. También una margarita para que la abeja recoja néctar y polen.
Bueno esa abeja no podrá producir miel, pero quiero a propósito, advertirle lo siguiente sobre la miel de abeja. Parece que algunos apiarios están sufriendo el problema de una fuerte carencia de flores en su vecindario. Entonces el apicultor coloca recipientes con azúcar disuelto en agua, para alimentar sus abejas. Lógicamente la miel producida de esta manera se cristaliza muy pronto cuando usted la tiene en su casa, pero esto no era lo que usted esperaba.
Tenga cuidado al comprar.


Estegosaurio (JAV).

sábado, 4 de octubre de 2014

Iglesia de Naranjo

Naranjo es la ciudad cabecera del cantón de Naranjo, el número 6 de la provincia de Alajuela (http://naranjo.go.cr/index.php/municipalidad/datos-del-canton). Según Wikipedia las coordenadas de la ciudad son 10° 6′ 23″ Norte, 84° 23′ 23″ Oeste.
Allí nací el 8 de abril de 1943, a las 15:30, ahora vivo, desde enero de 1969 en Zapote, San José  (9° 55′ 0,01″ Norte; 84° 3′ 0″ Oeste).
Costa Rica es un país pequeño y mi casa de los últimos 45 años está a solo 54 km de Naranjo.



No recuerdo muchas cosas de la Iglesia en sí, del edificio, pero sí de Naranjo y mis años en la Escuela República de Colombia y en el Colegio de Naranjo, mi familia y amigos.
Mi memoria del primer sacerdote de esa iglesia que conocí, me recuerda a un español, siempre vestido con una sotana negra, creo que delgado y no muy alto, José del Olmo y Salvador. Supongo que fue quien me bautizó, pues esa es la firma de “El Cura”, según una hoja amarillenta que conservo y tiene como título “Registro Central del Estado Civil”.


Tengo un vago recuerdo de las festividades religiosas del 11 de febrero, del 2 de agosto y de jueves y viernes santos, realizadas alrededor de la Iglesia, pero nada de navidad o año nuevo.
Creo que la iglesia ha sufrido el embate de varios sismos, que han afectado principalmente sus dos torres, pero de momento no tengo los detalles. Tampoco identifico su estilo arquitectónico ni la fecha de construcción, trataré de averiguarlo.


Sí recuerdo a otro sacerdote, Armando Rodríguez, pues fue mi profesor de matemática de cuarto y quinto año en el Colegio de Naranjo. Era estricto, pero totalmente justo y tenía muy buenos conocimientos de álgebra y trigonometría, sobre las cuales descansaba el examen de matemática en el bachillerato (1960). El MEP encargaba este examen a Bernado Alfaro Sagot, quien luego fue mi profesor en un intenso curso de geometría euclidiana clásica, en la Universidad de Costa Rica (1962).
En la iglesia de Naranjo seguro asistí a muchas de aquellas misas en latín, no muy fáciles comprender y con el sacerdote de espaldas, los días domingos. Hice la primera comunión y creo que varias veces, siendo niño, mi mamá y mis tías me vistieron de ángel u otro personaje, para alguna celebración religiosa.
En la calle entre la iglesia y el parque vi "cine público" en varias ocasiones, del que patrocinaba la embajada de los Estados Unidos de América, quizás proyectado por don Carlos Alvarado. Se usaba un proyector de cine "Bell & Howell" de 16 mm, de esos que los jóvenes nunca han visto, con una potente lámpara como de unos 700 watt, proyectando las imágenes sobre pantallas improvisadas (tejido de "manta" tensanda con mecates).
Y en el parque que está frente a la iglesia, estuve presente para "la quema de varios judas", con juego de pólvora previo. Los "polvoristas" de esa época eran muy atrevidos y nos sorprendían con "perseguidores", que viajaban como retorciéndose y brincando en direcciones inesperadas, más de un amigo sufrió quemaduras.
También estuve en las "retretas" que ejecutaba  la Banda Municipal de Naranjo y las tradicionales vueltas alredor de la cuadra, los muchachos por el lado de afuera de la acera y las muchachas por el lado de adentro, desde luego, caminando en sentidos opuestos, para darse una miradita de vez en cuando.
Recuerdo algunos músicos, Bienvenido Barrientos ("venido chucullo") que tocaba el clarinete y Manuel --- ("tacha"), tamborilero.